Salmo para los Enfermos

Salmo para los enfermos católicos

Encontrar un buen salmo para los enfermos podría ser una tarea difícil, pero a continuación les brindaremos una oración por un familiar enfermo y algunos salmos de esperanza y fortaleza que les serán de gran utilidad.

Sin dudas, transitar una enfermedad siempre es difícil, tanto para la familia como para el enfermo, y la mejor forma de sobrellevarlo es mantener la calma y la fortaleza espiritual. Es por eso que consideramos que un salmo de aliento para un enfermo o los  salmos de esperanza y/o salmos para enfermos pueden ser una buena forma de conectarse con la Fe y la esperanza.

Salmo para los Enfermos

Salmo de sanación 41

Uno de los textos más importantes es el salmo 41 de la biblia católica. A través de él podrán realizar peticiones por los enfermos, reflexionar sobre el valor de la vida, la familia, el futuro y velar por la salud de los enfermos.

En primera instancia léanlo en privado y luego compártanlo con la persona que está atravesando este difícil momento para que juntos puedan reflexión sobre como la fe lo ayudará a salir de esta situación. (También puede interesarte: Oración para la Familia.)

Salmo 41. Oración en la enfermedad y en la tristeza

Bienaventurado el que piensa en el pobre;
en el día del mal el Señor lo librará.
El Señor lo protegerá y lo mantendrá con vida,
y será bienaventurado sobre la tierra;
y no lo entregarás a la voluntad de sus enemigos.
El Señor lo sostendrá en su lecho de enfermo;
en su enfermedad, restaurarás su salud.

Yo dije: Señor, ten piedad de mí;
sana mi alma, porque contra ti he pecado.
Mis enemigos hablan mal contra mí, diciendo:
¿Cuándo morirá y perecerá su nombre?
Y si alguno viene a verme, habla falsedades;
su corazón recoge iniquidad para sí;
cuando sale fuera, lo publica.
Todos los que me odian murmuran a una contra mí;
traman hacerme daño, diciendo:

Una cosa del demonio ha sido derramada sobre él,
así que cuando se acueste, no volverá a levantarse.
Aun mi íntimo amigo en quien yo confiaba,
el que de mi pan comía,
contra mí ha levantado su calcañar.

Pero tú, Señor, ten piedad de mí y levántame,
para que yo les pague como se merecen.
Por esto sé que conmigo te complaces,
porque mi enemigo no canta victoria sobre mí.
En cuanto a mí, me mantienes en mi integridad,
y me afirmas en tu presencia para siempre.

Bendito sea el Señor, Dios de Israel,
desde la eternidad hasta la eternidad.
Amén y amén.

Salmo para los Enfermos

Salmo de aliento para un enfermo

Oración Salmo 4

Cuando clamo, respóndeme, oh Dios de mi justicia.
En la angustia me has aliviado;
ten piedad de mí, escucha mi oración.

Hijos de hombres, ¿hasta cuándo cambiaréis mi honra en deshonra?
¿Hasta cuándo amaréis la vanidad y buscaréis la mentira?
Sabed, pues, que el Señor ha apartado al piadoso para sí;
el Señor oye cuando a Él clamo.

Temblad, y no pequéis;
meditad en vuestro corazón sobre vuestro lecho, y callad.
Ofreced sacrificios de justicia,
y confiad en el Señor.

Muchos dicen: ¿Quién nos mostrará el bien?
¡Alza, oh Señor, sobre nosotros la luz de tu rostro!
Alegría pusiste en mi corazón,
mayor que la de ellos cuando abundan su grano y su mosto.
En paz me acostaré y así también dormiré;
porque solo tú, Señor, me haces habitar seguro.

Salmos para enfermos

Los salmos de protección pueden ser usados tanto para prevenir como para mejorar una condición actual. Es un texto bíblico de sanidad, una especie de salmo para sanar el alma, para mantenerse conectados con Cristo. Un excelente salmo de aliento para un enfermo.

Salmo 23 El Señor es mi Pastor Católico

El Señor es mi pastor,
nada me faltará.
En lugares de verdes pastos me hace descansar;
junto a aguas de reposo me conduce.
Él restaura mi alma;
me guía por senderos de justicia
por amor de su nombre.

Aunque pase por el valle de sombra de muerte,
no temeré mal alguno, porque tú estás conmigo;
tu vara y tu cayado me infunden aliento.
Tú preparas mesa delante de mí en presencia de mis enemigos;
has ungido mi cabeza con aceite;
mi copa está rebosando.
Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida,
y en la casa del Señor moraré por largos días.

Salmo para los Enfermos

Versículos de Esperanza

Además de orar con el salmo para los enfermos, puedan reflexionar con estos versículos de sanidad para los enfermos que compartimos a continuación. En ellos encontrarán diferentes historias que están presentes en la biblia en las que se resalta la importancia de nunca perder la esperanza y la Fe.

Sáname, Señor, y seré sanado; sálvame y seré salvado, porque tú eres mi alabanza. (Jeremías 17:14)

En este primer versículo tenemos una suplica a Dios por parte de una persona que está sufriendo por una enfermedad. Por otro lado, en el versículo que está a continuación, podemos ver como la santa biblia nos marca la importancia de orar, de seguir el camino del Señor ya que de esa forma lograremos alejar las enfermedades, el hambre y demás males que nos pueden asechar.

Mas serviréis al Señor vuestro Dios, y Él bendecirá tu pan y tu agua; y yo quitaré las enfermedades de en medio de ti. (Éxodo 23:25)

Versículos de sanidad para los enfermos

Por último, encontrarán una frase que nos dejó el apóstol Mateo en la que nos cuenta cómo vivió Jesús su paso por la tierra. En este versículo de sanidad se resalta la bondad que siempre tuvo Cristo con aquellas personas que más necesitaban. Un verdadero ejemplo que todos deberíamos seguir.

Y Jesús recorría todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, proclamando el evangelio del reino y sanando toda enfermedad y toda dolencia. (Mateo 9:35)

Salmo para los Enfermos

Oración para pedir salud de un enfermo

Por último, además del salmo para los enfermos y sus diferentes versiones, nos gustaría dejarles una oración para sanar el cuerpo y unas frases para pedir salud a Dios. Esperamos que les sirvan y que logren salir de este difícil momento. (también puede interesarles: Oración Milagrosa a Dios)

Oración para pedir salud

Oración de la Salud:

En el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo.
Mi buen Jesús, te alabo y adoro, te amo con todo mi corazón
y agradezco tu entrega por nosotros en la cruz.
Acudo ante ti sabiendo que estás siempre a nuestro lado,
que todo lo ves, que todo lo sabes y que nunca nos abandonas.

Tú que concedes vida en abundancia y eres médico verdadero y dador de salud;
tú que eres el Buen Pastor y que cuidas de tu rebaño
te ruego que desciendas y concedas tu protección y amparo
a este ser querido que tanto padece por su enfermedad.

Jesús, que dijiste: “yo soy la resurrección y la vida”
que recibiendo y llevando en ti mismo nuestras enfermedades
curabas las dolencias y los males de cuantos se te acercaban;
A ti acudo lleno de esperanza, lleno de seguridad,
para implorar de tu sagrado y divino corazón la sanación de: (nombre del enfermo).
Amén.

Oración para los enfermos graves

Oración del Enfermo:

Jesús bendito, por tu inmensa potestad
y por la intercesión de tu santísima Madre, la Virgen María,
que es salud de los enfermos y consuelo de los afligidos,
solicito que alivies y atiendas
en la presente enfermedad a tu siervo (nombre del enfermo)
Si es conveniente para su bien espiritual y el de mi alma.
Amén.

Frases para pedir por la salud de un familiar

Ahora bien, sabemos que Dios dispone todas las cosas para el bien de quienes lo aman, los que han sido llamados de acuerdo con su propósito.

¿Cómo rezar para pedir por un enfermo?

  1. Averigua con el enfermo o con el médico cuál es la enfermedad que lo tiene mal.
  2. Busca un lugar cómodo en tu hogar o ve a la iglesia.
  3. Recita el Salmo 23: «El Señor es mi Pastor» 2 veces al día.
  4. Recita un Padre Nuestro.
  5. No te olvides de visitar al enfermo cada vez que puedas para darle una bendición.
  6. Ten paciencia y confianza en los médicos ya que el Señor que acudirá en tu ayuda.