Salmos de Esperanza y Fortaleza

Salmo de Fe y Fortaleza

Si están viviendo un mal momento, si tienen un problema que hace que estén desanimados, deprimidos o pesimistas con el futuro, les recomendamos que lean estos Salmos de Esperanza y Fortaleza ya que en ellos encontrarán el impulso que necesitan para mejorar su realidad. Son textos religiosos que los ayudarán a recuperar la Fe y las ganas de vivir a pesar de los conflictos que se les puedan presentar.

Salmos de Esperanza y Fortaleza

Salmo de Esperanza en Tiempos de Angustia

Como todos saben, la angustia es un estado de ánimo que suele afectar a quienes han vivido una situación límite, una pérdida importante o, simplemente, a quienes les cuesta encontrar el sentido a las cosas que lo rodean. Es más, uno de los principales inconvenientes de encontrarse en esta situación es que quienes los que lo sufren muchas veces demoran en identificar que tienen depresión.

“Ten piedad de nosotros, oh Señor, ten piedad de nosotros, porque muy hartos estamos de desprecio” Salmo 123 : 3

Ahora bien, si están atravesando una situación angustiante o conocen a alguien que lo esté sufriendo, les recomiendo que lean el Salmo 123 ya que les permitirá aproximarse a la Fe y con ella la paz que necesita su corazón y su mente.

Salmo de Fe y Fortaleza

Salmo 123 Salmo de Esperanza

Salmo 123: Oración pidiendo ayuda del Señor

A ti levanto mis ojos, ¡oh tú que reinas en los cielos! He aquí, como los ojos de los siervos miran a la mano de su señor, como los ojos de la sierva a la mano de su señora, así nuestros ojos miran al Señor nuestro Dios hasta que se apiade de nosotros. Ten piedad de nosotros, oh Señor, ten piedad de nosotros, porque muy hartos estamos de desprecio. Harta en extremo está nuestra alma del escarnio de los que están en holgura, y del desprecio de los soberbios.

Salmo de Fortaleza

Quizás la mejor forma de enfrentar las eventualidad y acompañar a nuestros seres queridos cuando se sienten débiles, es manteniendo la mente y el espíritu fuerte. Para ello deberán mantener la calma en todo momento. Intenten estar rodeados de sus amigos y familiares, traten de trabajar con pasión pero sin dejar que eso les consuma todo el tiempo del que disponen y, quizás lo más importante, oren a diario para mantenerse enfocados en la fe y en las enseñanzas que Cristo dio. Es por eso que a continuación les compartiremos unos de los salmos de esperanza y fortaleza más poderosos, el Salmo 27, el cual les servirá para orar, para pedir por quienes lo necesiten y para sentirse cada vez más cerca de Dios.

Salmos de Esperanza y Fortaleza

Salmo de Esperanza y Confianza

Salmo 27: Confianza absoluta en Dios

El Señor es mi luz y mi salvación; ¿a quién temeré? El Señor es la fortaleza de mi vida; ¿de quién tendré temor? Cuando los malhechores vinieron sobre mí para devorar mis carnes, ellos, mis adversarios y mis enemigos, tropezaron y cayeron. Aunque un ejército acampe contra mí, no temerá mi corazón; aunque en mi contra se levante guerra, a pesar de ello, estaré confiado.

Una cosa he pedido al Señor, y esa buscaré: que habite yo en la casa del Señor todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura del Señor, y para meditar en su templo. Porque en el día de la angustia me esconderá en su tabernáculo; en lo secreto de su tienda me ocultará; sobre una roca me pondrá en alto. Entonces será levantada mi cabeza sobre mis enemigos que me cercan; y en su tienda ofreceré sacrificios con voces de júbilo; cantaré, sí, cantaré alabanzas al Señor. Escucha, oh Señor, mi voz cuando clamo; ten piedad de mí, y respóndeme.

Cuando dijiste: Buscad mi rostro, mi corazón te respondió: Tu rostro, Señor, buscaré. No escondas tu rostro de mí; no rechaces con ira a tu siervo; tú has sido mi ayuda. No me abandones ni me desampares, oh Dios de mi salvación. Porque aunque mi padre y mi madre me hayan abandonado, el Señor me recogerá.

Señor, enséñame tu camino, y guíame por senda llana por causa de mis enemigos. No me entregues a la voluntad de mis adversarios; porque testigos falsos se han levantado contra mí, y los que respiran violencia. Hubiera yo desmayado, si no hubiera creído que había de ver la bondad del Señor en la tierra de los vivientes. Espera al Señor; esfuérzate y aliéntese tu corazón. Sí, espera al Señor.

versículos de esperanza

Versículos de Esperanza en Tiempos Difíciles

Además de los salmos de esperanza y fortaleza anteriores, nos pareció interesante compartirles una serie de versículos de esperanza y ánimo que pueden colaborar a mantener la fortaleza espiritual y la confianza absoluta en Dios.

“El Señor es mi porción —dice mi alma— por eso en Él espero” Lamentaciones 3:24

Son tan solo dos frases, pero consideramos que tienen mucho para aportar. Es más, les aseguramos que les servirán para expresarse a través de las redes sociales con sus amigos. El primer versículo, Lamentaciones 3:24 es ideal para aquellos que están desde hace mucho tiempo atravesando situaciones complicadas en su vida personal. Por otro lado, el versículo Génesis 49:18 implora el apoyo del Señor para poder superar un problema de salud o alguna situación angustiante.

“¡Tu salvación espero, oh Señor!” Génesis 49:18 

Versículos de Esperanza en Tiempos Difíciles

Citas Bíblicas de Esperanza y Confianza en Dios

Por último, nos interesa dejarles un extracto del Salmo 31:24 en el que se los invita a continuar esforzándose día a día a pesar de las dificultades que se les presenten. La única forma de lograr sus objetivos, de vivir en paz y felicidad es si se esfuerzan a full para lograrlo. Siempre que haya esfuerzo y confianza en Dios las cosas saldrán bien.

“Esforzaos, y aliéntese vuestro corazón, todos vosotros que esperáis en el SEÑOR” Salmo 31:24

Salmos de Esperanza y Fortaleza